LA SENSIBILIDAD DENTAL

En los dientes sanos, una capa de esmalte protege la corona del diente, la parte sobre la línea de las encías. Bajo la línea de la encía, una capa llamada cemento protege la raíz del diente. Bajo el esmalte y el cemento está la dentina.

Cuando la dentina pierde su cobertura protectora, el calor, el frío o alimentos ácidos  alcanzan los nervios y las células del interior del diente.

Las posibles causas son:

Sensibilidad localizada:

  • Caries dental profunda
  • Empastes rotos o desajustados
  • Empaste reciente profundo
  • Diente fisurado
  • Trauma en el diente

Sensibilidad general, también conocida como hipersensibilidad dental que afecta a la mayoría de los dientes de la boca:

  • Raíces visibles causado por:
    • La enfermedad periodontal o piorrea
    • La edad
    • El cepillado dental inadecuado
  • Desgaste dental causado por:
  • Bruxismo (rechinar los dientes)
  • Cepillado incorrecto, con un cepillo duro y/o pastas abrasivas
  • Alta exposición al ácido (alimentos muy ácidos, reflujo gástrico, bulimia)
  • Higiene dental reciente
  • Blanqueamiento dental reciente

Los dientes sensibles necesitan más atención. Si tienes sensibilidad durante más de 3 o 4 días cuando tomas líquidos fríos o calientes, dulces o al masticar, pide cita con tu dentista para determinar el grado de sensibilidad dental y si se trata de un problema transitorio o de un problema que requiere tratamiento.

En caso de sensibilidad transitoria, el dentista te recomendará:

  • Usar pasta y/o enjuague en casa, con ingredientes que tengan una acción desensibilizante, como el nitrato potásico. Por lo general son necesarios al menos 15 días para notar una reducción de la sensibilidad.
  • Aplicación de flúor u otros agentes densensibilizantes en la consulta.
  • Hábitos de higiene correctos: cepillo blando, evitar pastas blanqueadoras o abrasivas.
  • Dieta saludables: rica en frutas y verduras que facilitan la autolimpieza; pobre en ácidos, dulces o alimentos de consistencia pegajosa.

En el caso de tener sensibilidad localizada, que dura más de 15 días, el dentista te propondrá:

  • Empaste o ajuste del mismo si este es reciente
  • Endodoncia en caso de sensibilidad marcada y persistente

En caso de hipersensibilidad generalizada persistente, puede proponerte:

  • Para los desgastes:
    • Cubrir los desgastes con empastes, incrustaciones o coronas
    • Usar un protector dental nocturno para frenar el avance del desgaste, en caso de bruxismo
    • Tratar el reflujo gástrico o la bulimia
  • Para las raíces visibles o expuestas (encía retraída):
    • Si es debido a un cepillado traumático y vigoroso, el tratamiento se basa en cambiar la técnica del mismo.
    • Si el motivo es la piorrea o enfermedad periodontal, habrá que tratar la misma mediante la técnica adecuada y una vez estable (o controlada), se podrían cubrir las recesiones (retracciones de la encía) mediante técnicas de cirugía mucogingival, devolviendo a la sonrisa un aspecto estético y más saludable. Para alcanzar el estado de mantenimiento o control se necesita:
      • Evitar las causas de la enfermedad
      • Mantener una buena higiene oral
      • Realizar un correcto cepillado
      • Acudir regularmente al profesional para revisiones y limpiezas

Comments closed

No comments. Leave first!