La aspirina podría reparar las caries y reducir la necesidad de empastes

Según muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de la Reina en Belfast(Reino Unido), habría que tratar la propia caries con ácido acetilsalicílico –esto es, la consabida ‘aspirina’.

Como explica Ikhlas El Karim, directora de esta investigación presentada en el marco de la Reunión Anual 2017 de la Sociedad Británica para la Investigación Oral y Dental (BSODR) celebrada en Plymouth (Reino Unido), «nuestro trabajo tiene un potencial enorme para cambiar la estrategia que empleamos en el abordaje de uno de los mayores retos dentales a los que nos enfrentarnos a diario. Y es que nuestros resultados iniciales en el laboratorio sugieren que el uso de aspirina, un fármaco ya aprobado para el uso en humanos, podría ofrecer una solución novedosa e inmediata al permitir que los dientes se reparen por sí mismos».

Regeneración natural

El objetivo del estudio fue encontrar un posible método para tratar las caries sin necesidad de recurrir a los empastes. Y para ello, los autores se centraron en las células madre localizadas en la pulpa dental, células que una vez estimuladas son capaces de regenerar por sí mismo la estructura del diente. Así, el primer paso fue recurrir a la genómica y a la bioinformática para identificar un fármaco con capacidad para estimularlas. Y de acuerdo con los resultados, la aspirina presenta el potencial para hacerlo. Pero, ¿realmente lo hace? Pues sí.

La aspirina podría ofrecer una solución novedosa e inmediata al permitir que los dientes se reparen por sí mismo sIkhlas El Karim

Los experimentos llevados a cabo con cultivos de células madre en placas de laboratorio mostraron que la administración de dosis bajas de aspirina incrementa la mineralización y la expresión de los genes responsables de la formación de la dentina. Todo ello sin olvidar los efectos antiinflamatorios y analgésicos asociados a este fármaco, lo que podría convertir a la aspirina, como apuntan los propios autores, «en una solución única para controlar la inflamación del nervio dental y el dolor mientras se promueve la reparación natural del diente».

Entonces, y en caso de padecer una caries, ¿basta con tomar una aspirina o, llegado el caso, muchas aspirinas para solventar el problema? O lo que es lo mismo, ¿podemos dar por finalizada la ‘era de los empastes’? Una pregunta que, en caso de ser afirmativa, supondría un gran alivio para el 72% de la población norirlandesa mayor de 15 años con al menos una caries dental –frente a un 44% de sus homónimos en Inglaterra y un 63% en País de Gales–. Pero la respuesta es no.

Uso profesional

Para que la aspirina estimule la regeneración por las células madres es necesario que el fármaco permanezca mucho tiempo en el diente. Como indica Ikhlas El Karim, «necesitamos administrar el fármaco de una forma que permita que sea fácilmente liberado en el diente durante un largo periodo de tiempo. Si una persona pone el fármaco directamente en la cavidad de la caries, simplemente será arrastrado».

Así, el siguiente paso será desarrollar un método que, de uso profesional, permita la liberación gradual del fármaco. Y una vez diseñado, deberá ser evaluado en distintos ensayos clínicos. Como refiere Ikhlas El Karim, «se trata de desarrollar un producto final que pueda ser utilizado por los dentistas, no por los pacientes. Esperamos ser capaces de desarrollar una terapia para que los dientes puedan repararse a sí mismos. Pero se trata de un proceso gradual que no va a suponer el fin de los empastes».

Artículo completo: ABCSalud

Comments closed

No comments. Leave first!